Consejos para escribir un libro

PorViana

Consejos para escribir un libro

Existe un dicho que reza que todo hombre, antes de morir, debería haber plantado un árbol, tenido un hijo y escrito un libro. Como desde aquí no podemos estar más de acuerdo con esta frase, en el artículo de hoy vamos a ver qué pasos tenemos que seguir para escribir un libro.

Consejos para escribir un libro

  •  Confía en tus capacidades y créete que lo que estás escribiendo es bueno: no decimos que no debas ser autocrítico, pero ¿cuántas veces estamos escribiendo y cuando releemos lo que hemos escrito, nos parece una chorrada? El miedo y la vergüenza es uno de los grandes enemigos a la hora de escribir, ya que mata la creatividad y nos limita a la hora de crear historias.
  •  Elige el estilo narrativo que más concuerde con tu personalidad y tu estilo: muchos escritores han terminado frustrados porque se han centrado en escribir prosa, cuando en realidad son buenos en poesía. Es conveniente intentar trabajar en ambas para ver con cuál nos encontramos más cómodos y donde fluyen mejor las palabras, un síntoma inequívoco de que has acertado.

Consejos para escribir un libro

  • Fíjate un horario: que seas escritor no significa que puedas hacer lo que quieras. Ser escritor es un trabajo como otro cualquiera, y es necesario tener disciplina y respetar un mínimo horario de trabajo. Eso sí, no es obligatorio ser super rígido en este sentido, porque todos tenemos bloqueos y días malos, pero cuando tengas un buen día, aprovéchalo a tope. Una buena idea es fijarse un número mínimo de palabras escritas al día, lo que obligará a nuestro cerebro a trabajar creativamente para conseguir ese objetivo.
  • Crea un estilo de vida que facilite la escritura: esto es vital para poder escribir con soltura. Si has decidido qué vas a escribir, lo que tienes que hacer es escribir. Para ello no puedes esperar a que se alineen los astros, y alinearlos por ti mism@. Establece horarios, rutinas, hábitos y procedimientos que se adecúen a lo que necesitas, para trabajar de una manera más productiva y perder menos el tiempo, y por ende, la motivación.
  • Céntrate en el proceso y no en el resultado: obviamente, cuanto mejor sea el libro, más posibilidades tendrás de que se edite, se venda, ganes premios, etc. Pero no puedes escribir el libro pensando en todo lo que vendrá después, sino que tienes que centrar toda tu energía y concentración en ese momento presente en el que estás escribiendo, porque sólo así saldrá lo mejor de ti, y lo que tenga que venir, ya vendrá después.
  • Ponte en la cabeza de tus lectores: si pensamos que cada día se genera más información nueva que en los últimos 20 años, entonces el siguiente pensamiento que nos surge es que se ha escrito de todo sobre todo. Sin embargo, los libros siempre han existido y siempre van a existir, por lo que es necesario pensar quién queremos que nos lea, y cómo podemos ayudar a esa persona con nuestro libro. Cómo vamos a aportarle valor, cómo vamos a mejorar su vida con nuestras palabras. Se trata de una bonita responsabilidad.

Sobre el autor

Viana administrator

Deja un comentario