Archivo de categorías:Cultura

PorViana

Los mejores premios Nobel de la Historia

El mundo no sería como lo conocemos sin los grandes descubrimientos y obras de aquellos que han sido galardonados con el Premio Nobel, el más importante de la humanidad.

Los ganadores del Premio Nobel pueden ser considerados un precioso regalo para toda la humanidad.

Son los mejores ejemplos de hombres y mujeres, que con sus pensamientos, su ingenio y sus obras han cambiado el destino de todos nosotros, dando a toda la raza humana mejores condiciones de vida. Leer más

PorViana

Consejos para escribir un libro

Existe un dicho que reza que todo hombre, antes de morir, debería haber plantado un árbol, tenido un hijo y escrito un libro. Como desde aquí no podemos estar más de acuerdo con esta frase, en el artículo de hoy vamos a ver qué pasos tenemos que seguir para escribir un libro.

Consejos para escribir un libro

  •  Confía en tus capacidades y créete que lo que estás escribiendo es bueno: no decimos que no debas ser autocrítico, pero ¿cuántas veces estamos escribiendo y cuando releemos lo que hemos escrito, nos parece una chorrada? El miedo y la vergüenza es uno de los grandes enemigos a la hora de escribir, ya que mata la creatividad y nos limita a la hora de crear historias.
  •  Elige el estilo narrativo que más concuerde con tu personalidad y tu estilo: muchos escritores han terminado frustrados porque se han centrado en escribir prosa, cuando en realidad son buenos en poesía. Es conveniente intentar trabajar en ambas para ver con cuál nos encontramos más cómodos y donde fluyen mejor las palabras, un síntoma inequívoco de que has acertado.

Consejos para escribir un libro

  • Fíjate un horario: que seas escritor no significa que puedas hacer lo que quieras. Ser escritor es un trabajo como otro cualquiera, y es necesario tener disciplina y respetar un mínimo horario de trabajo. Eso sí, no es obligatorio ser super rígido en este sentido, porque todos tenemos bloqueos y días malos, pero cuando tengas un buen día, aprovéchalo a tope. Una buena idea es fijarse un número mínimo de palabras escritas al día, lo que obligará a nuestro cerebro a trabajar creativamente para conseguir ese objetivo.
  • Crea un estilo de vida que facilite la escritura: esto es vital para poder escribir con soltura. Si has decidido qué vas a escribir, lo que tienes que hacer es escribir. Para ello no puedes esperar a que se alineen los astros, y alinearlos por ti mism@. Establece horarios, rutinas, hábitos y procedimientos que se adecúen a lo que necesitas, para trabajar de una manera más productiva y perder menos el tiempo, y por ende, la motivación.
  • Céntrate en el proceso y no en el resultado: obviamente, cuanto mejor sea el libro, más posibilidades tendrás de que se edite, se venda, ganes premios, etc. Pero no puedes escribir el libro pensando en todo lo que vendrá después, sino que tienes que centrar toda tu energía y concentración en ese momento presente en el que estás escribiendo, porque sólo así saldrá lo mejor de ti, y lo que tenga que venir, ya vendrá después.
  • Ponte en la cabeza de tus lectores: si pensamos que cada día se genera más información nueva que en los últimos 20 años, entonces el siguiente pensamiento que nos surge es que se ha escrito de todo sobre todo. Sin embargo, los libros siempre han existido y siempre van a existir, por lo que es necesario pensar quién queremos que nos lea, y cómo podemos ayudar a esa persona con nuestro libro. Cómo vamos a aportarle valor, cómo vamos a mejorar su vida con nuestras palabras. Se trata de una bonita responsabilidad.
PorViana

Restauración del órgano y del templo de Leyre

Es un proyecto europeo de cooperación entre la Abadía de Leyre y el Centre Basque de Formation et de Diffusión de l’Orgue de Urrugne (Francia) para estimular la creación, el desarrollo y el intercambio de experiencias musicales en torno al patrimonio organístico de las regiones pirenaicas. El proyecto ha sido cofinanciado al 65% por fondos europeos FEDER a través del POCTEFA 2007-2013. Virila toma el nombre de uno de los abades que gobernaron el monasterio en el siglo X, famoso por una leyenda de la que es protagonista y que evoca la actividad musical que está en la base del proyecto.

En Leyre, el proyecto incluye: la reforma del órgano del monasterio; la organización de conciertos, audiciones y cursos; la composición de obras para su estreno en el Ciclo de Órgano de Navarra y en FestiOrgues, y la creación de un fondo musical que sea expuesto en una web común a ambas regiones con composiciones de autores invitados y músicos de ambas regiones, así como piezas de canto gregoriano y folclore vasco.

Obras de restauración en el templo

En el marco del Proyecto Virila se ha restaurado el órgano de la abadía de Leyre. Este instrumento de estilo neoclásico es obra de la empresa Organería Española SA de Azpeitia. Fue construido por encargo de la Diputación Foral de Navarra e inaugurado el 11 de junio de 1967. Está distribuido en tres cuerpos y se accionaba desde una consola con tres teclados manuales y un pedalero completo. Era un instrumento destacado por su variedad de registros, muchos de ellos de bella sonoridad, pero estaba aquejado de algunas deficiencias en la armonización y en la transmisión del sistema eléctrico, que provocaba indeseadas disonancias durante la ejecución de las piezas. En la restauración se han renovado los secretos (arcas de viento con válvulas y canales en las que se apoyan los tubos) y el sistema de transmisión eléctrica, y se ha diseñado una nueva disposición del instrumento que permitirá la ejecución de conciertos y la práctica musical de jóvenes organistas recién graduados. Además, se han incorporado sistemas para dispositivos musicales electrónicos. Las tareas de reconstrucción están siendo realizadas por la empresa Blancafort, Orgueners de Montserrat SL en Cotballó. El órgano restaurado ha sido inagurado por SS. AA. RR. los Príncipes de Asturias y de Viana, Don Felipe y Doña Letizia, el 4 de junio con ocasión de la entrega del Premio Príncipe de Viana de la Cultura.

Restauración del órgano y del templo de LeyreObras de restauración en el templo

El Gobierno de Navarra, que tiene a su cargo las obras de conservación y restauración del monasterio, ha llevado a cabo, entre octubre de 2013 y mayo de 2014, diversos trabajos relacionados con la instalación del nuevo órgano (construcción del soporte, alimentación eléctrica y transmisiones) y con la adecuación del entorno (instalación eléctrica, megafonía y limpieza de muros). El importe de estas obras en 2013 fue de 102.862 euros, y en 2014, de 170.000 euros.

Las obras han incluido: el desmontado del cancel sobre el que se apoyaba el antiguo órgano; la protección de retablos, rejas y mobiliario del templo; el levantamiento y posterior resposición de las losas del suelo para instalación eléctrica con la sustitución de las deterioradas con la correspondiente colocación de arquetas y entubados; la renovación del cuadro eléctrico y del sistema de control de la iluminación; el andamiado de los muros para su limpieza y la renovación de rejuntados de algunas zonas de los muros que habían sido modificados para pasar conducciones.

El diseño del nuevo cancel de la iglesia y de la fachada del órgano ha sido realizado por la Sección de Patrimonio Arquitectónico con la colaboración de la arquitecta María del Olmo Íñigo. La fachada del nuevo instrumento ha sido diseñada atendiendo los requisitos que planteaba el maestro organero, entre los que se contaba el aprovechamiento de los grandes tubos de fachada del instrumento anterior, así como en función de las características de la nave de la iglesia.

La iluminación de la nave, que databa de 1982, se ha sustituido por completo por otra con luminarias situadas en los pilares de la nave a 2,20 metros de altura, con un bañador de techo en cada soporte y dos apliques a cada lado, pasando de una potencia instalada de 4.200 W y un flujo luminoso de 94.500 lum, a una potencia instalada de 1.712 W y un flujo luminoso de 152.000 lum. La nueva instalación mejora del rendimiento y el  periodo de reposición de lámparas, en torno a 6 veces más prolongado en las nuevas, así como la de accesibilidad para el mantenimiento y el confort visual de los fieles y visitantes.

PorViana

Técnicas de lectura rápida

Leer es una de las mejores actividades que podemos hacer como seres humanos. Aparte de mantener nuestra mente en forma, nos proporciona cultura, conocimiento y sabiduría. Sin embargo, vivimos en un mundo que va muy deprisa y no siempre podemos dedicar a la lectura todo el tiempo que nos gustaría, por eso le ofrecemos algunos consejos o técnicas de lectura rápida

Técnicas de lectura rápida

Como solución a este problema, existen técnicas que nos permiten leer más en menos tiempo, además de que nos ayudan a retener y comprender mejor la información leída. En el post de hoy vamos a ver algunas de estas técnicas, que nos convertirán en unos auténticos devora libros.

1) Tener claro los conceptos básicos, que son los siguientes:

No debemos leer de un solo golpe, sino que el truco está en ir haciendo pequeños saltos dentro de cada línea. Debemos eliminar el hábito de volver a leer lo que acabamos de leer, ya que eso hace que leamos mucho más lento. Hemos de entrenar la visión periférica horizontal, que nos ayudará a aumentar el número de palabras que vemos en cada salto visual.

2) Saber nuestra actual velocidad de lectura

Cuenta las palabras que hay de media en una línea (lo normal es de 12 a 15 palabras), coge el cronómetro y pon un minuto. Ahora lee igual de rápido a como lo haces normalmente y, cuando termines, cuenta el número de líneas que has leído, teniendo en cuenta el número de palabras que tiene cada línea. Así sabrás cuántas palabras puedes leer por minuto.

Técnicas de lectura rápida

3) Para la lectura rápida necesitamos un boli, o nuestro propio dedo

Esta técnica se llama “señalar y disparar”. Subraya (con la tapa del boli puesta, sin subrayar de verdad) cada línea que vayas leyendo, poniendo tu atención en la punta del bolígrafo, sin centrarte en si entiendes lo que lees, sino que este ejercicio es para aprender la técnica. Sólo una regla: no puedes tardar más de un segundo por línea. Haz este ejercicio durante unos dos minutos.

Ahora repite la técnica, pero tardando medio segundo por línea. Si no entiendes nada, es absolutamente normal. Esta etapa sirve para aprender la técnica y coger velocidad. Es muy importante que estés absolutamente concentrado en esta técnica y que no empieces a pensar en otras cosas. Haz este ejercicio durante 3 minutos.

4) Entrenar la visión periférica horizontal

Usa el boli para dar saltos en las líneas. Comienza poniendo tu bolígrafo en la primera palabra de cada línea, para llevarlo hasta la última directamente. No puedes tardar más de un segundo, y debes ser capaz de captar el máximo de palabras posible, centrando tu atención en la punta del bolígrafo. Este ejercicio dura un minuto.

Vuelve a repetir este mismo ejercicio, pero apuntando a la segunda y penúltima palabra de cada línea. Nunca más de un segundo en cada línea, y practica este ejercicio durante un minuto.

Por último, haz lo mismo apuntando a la tercera y luego a la antepenúltima palabra, pero esta vez tardando medio segundo en cada línea. Repite esta última parte durante otro minuto.

Sabemos que no vas a entender nada de lo que estás leyendo, pero es normal. Como hemos dicho anteriormente, el objetivo es multiplicar nuestra velocidad de lectura.

5) El último paso es calcular de nuevo nuestra velocidad de lectura

En esta ocasión, y sin señalar con el bolígrafo o el dedo, tenemos que intentar leer lo más rápido que podamos, pero esta vez manteniendo la comprensión. Volvemos a cronometrar un minuto, y lo calculamos como antes. Vamos a comparar el número de palabras por minuto que hemos leído ahora, con el de antes. ¿Es mayor?