Técnicas de memorización

PorViana

Técnicas de memorización

Las enfermedades como el Alzheimer o la demencia son cada vez más comunes en una sociedad en la que vivimos cada día más deprisa, prestamos menos atención a los detalles, y nos deja todo en bandeja para tener que pensar cada vez menos y hacer las cosas con menos esfuerzo.

La pérdida de la memoria es un asunto bastante grave como para ser ignorado, aunque lo cierto es que existen  pocas técnicas para evitar que esto ocurra, o para retrasar y minimizar los daños lo máximo posible.

mala memoria técnicas

Por ello, en este artículo vamos a ver algunas de las técnicas que nos ayudan a tener una mejor memoria:

1) Comer chocolate negro: está comprobado científicamente que el chocolate negro funciona muy bien, ya que mejora la oxigenación del cerebro, y es un excelente antiinflamatorio y antidepresivo. Recientemente, además, se ha demostrado que el chocolate negro ayuda a retener la información y mejora nuestra memoria. Pero no cualquier chocolate vale, cuanto más negro y más puro sea, mejor.

2) Hacer deporte: el deporte no sólo nos ayuda a estar saludables física y mentalmente, sino que, según recientes investigaciones, ayuda a retener mejor la información aprendida. Esto ocurre porque la práctica de deporte produce la liberación de norepinefrina, lo que provoca una buena reacción de la memoria.

3) Hacer esfuerzos por recordar situaciones: esto ejercita nuestra memoria, sin lugar a dudas. Por ejemplo: intentar leer una noticia y recordar qué decía esa noticia, el contexto, la idea principal, etc. También, aprovechando que salimos a correr, por ejemplo, puede ser un buen ejercicio intentar recordar el nombre de las calles por las que hemos pasado, y en qué orden. Esto hará que nuestro cerebro se vaya acostumbrando a hacer el ejercicio de intentar recordar cosas.

4) Dormir una pequeña siesta: descansar la mente durmiendo la siesta no es algo solo placentero, sino que también nuestro cerebro se beneficia de ello. Pero no cualquier siesta vale. Una siesta de dos o tres horas no es nada beneficiosa para nosotros, aunque parezca lo contrario. Sin embargo, un pequeño descanso de entre veinte minutos y media hora puede mantener las neuronas en un estado de funcionamiento óptimo, aumentando así nuestra capacidad de aprendizaje y memoria.

5) Entrenar nuestro cerebro: al igual que nuestros bíceps crecen con el entrenamiento en un gimnasio, nuestro cerebro (que también es un músculo) mejora con gimnasia cerebral y con entrenamiento diario. Su comida es la lectura, la escritura y las innumerables herramientas que existen en el mercado en forma de aplicaciones, programas, etc, que sirven para entrenar nuestro cerebro y, por ende, mejorar nuestra memoria.

Como puedes ver, existe una gran variedad de formas con las que podemos ayudar e incluso prevenir a que nuestra memoria permanezca intacta con el paso de los años, e incluso que pueda llegar a mejorar. Tan sólo tenemos que proponernos ser constantes, dedicar como mínimo unos 15 o 20 minutos diarios a leer, estudiar, escribir, o usar una herramienta para el entrenamiento de nuestro cerebro. Nuestra mente es lo que somos y, cuanto mejor sea la misma, mejor seremos como personas.

Sobre el autor

Viana administrator

Deja un comentario